Tratamientos

Destilación

  • Es un proceso físico cuyo objetivo es conseguir, mediante calor, separar diferentes cortes de hidrocarburos los cuales son reincorporados al mercado para ser utilizados en actividades de uso industrial. Desde el punto de vista los tratamientos de gestión ambiental, la tecnología empleada se considera “Sustentable”, ya que permite la reutilización del recurso.
    El Grupo cuenta con 9 destiladores instalados en las cuatro plantas.

Incineración

  • Es un proceso de oxidación térmica a altas temperaturas, en el cual los residuos son convertidos (en presencia de oxígeno) en gases y cenizas. Con esta tratamiento se logra la reducción del volumen y la disminución de la peligrosidad de los residuos, constituyéndose así en una alternativa ambientalmente viable para la gestión de residuos .
    El Grupo cuenta con 3 Incineradores.

Descontaminación de envases y piezas metálicas/plásticas

  • El proceso de descontaminación se realiza de forma mecánica utilizando vapor de agua y otros productos biodegradables. Del proceso se obtienen envases y piezas libres de contaminantes que luego son reutilizados en diferentes procesos. Esta tecnología, se considera sustentable ya que se reutilizan los materiales y se disminuye la cantidad de residuos que se destinan a disposición final convirtiendo esta opción en uno de los mejores tratamientos de gestión ambiental.
    Dicha tecnología esta disponible en todas las plantas.

Reempaque y derivación

  • El proceso de reempaque y guarda transitoria consiste en clasificar, segregar, acondicionar y almacenar los residuos de manera segura hasta que sean enviados a alguno de los procesos de tratamiento de la planta o a tratamiento/disposición final en operador externo.
    Esta tecnología se encuentra habilitada en todas las plantas.

Tratamiento físico químico de los residuos líquidos y semi-sólidos acuosos inorgánicos

  • El tratamiento consiste en un proceso físico químico en el cual los metales solubles e inorgánicos son convertidos a metales y sales relativamente insolubles al adicionar un agente precipitante. El resto del líquido se vuelca en la pileta API y se reutiliza para el proceso del lavado de gases. Esta es una práctica sustentable ya que se evita el consumo de agua potable.
    Esta tecnología está disponible en dos de nuestras plantas.

Planta de tratamiento de efluentes (API)

  • Su objetivo principal es la separación de fases a fines de lograr un efluente final apto para su reutilización como agua de proceso y la recuperación de hidrocarburos perdidos por emulsión.
    Todas las plantas cuentan con está tecnología para lograr un efluente que cumpla con los parámetros de calidad que el marco legal exige para los tratamientos de gestión ambiental.