Funcionarios ambientales de Buenos Aires y Nación recorrieron plantas de tratamiento de residuos de CAITPA

Funcionarios ambientales de Buenos Aires y Nación recorrieron plantas de tratamiento de residuos de CAITPA

El secretario de Monitoreo y Control Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky, junto a autoridades nacionales y representantes de CAITPA recorrieron las instalaciones de distintas plantas de tratamientos de residuos industriales y especiales de la provincia de Buenos Aires.  

El secretario de Monitoreo y Control Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky encabezó una recorrida por distintas plantas de tratamientos de residuos industriales de la Provincia de Buenos Aires, pertenecientes todas a CAITPA, la cámara que nuclea tanto a Grupo Quimiguay como a las principales industrias del sector.

Federovisky estuvo acompañado por el director del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Juan Brardinelli, el director de Residuos del OPDS, Francisco Suárez, el presidente de Cámara Argentina de Industrias de Tratamiento para la Protección Ambiental (CAITPA), Gustavo Solari, junto a Claudia Kalinec, presidente de Cámara Argentina Tratadores y Transportistas de Residuos Industriales y Especiales (Catries). Ellos recorrieron las plantas de tratamiento de residuos industriales y especiales del Grupo Pelco, de Arcillex y de Qualitá.

Las autoridades ven con preocupación la problemática que plantean los residuos hospitalarios, sobre todo aquellos que contengan el Covid 19 y todos los residuos especiales e industriales que requieren ser tratados previamente a su disposición final.

Por eso mismo, decidieron recorrer las plantas de tratamiento y ver el funcionamiento del autoclave en Pelco, de residuos especiales en Qualitá y la disposición final en Arcillex, para entender profundamente las tecnologías y procedimientos, que se insertan en el plan de contingencias actual.

Los tratamientos

En el proceso de incineración, los residuos se someten a temperaturas de entre 850 y 1000º, transformándolos en cenizas inertes que se disponen en rellenos de seguridad. El autoclave, por otro lado, los residuos atraviesan ciclos de entre 30 minutos y una hora a temperaturas de 150º en condiciones de vacío, lo que mata todo proceso infeccioso y termocontrae a los mismos. Esto permite que se esterilice y pueda ser dispuesto como Residuo sólido urbano.

“Así como se toman medidas preventivas en otros temas, el control de los residuos patogénicos es muy importante en esta pandemia. A nosotros nos toca actuar con la mayor responsabilidad frente a esta crisis”, agregó Gustavo Solari, presidente de CAITPA, en declaraciones a Futuro Sustentable.