2020, un año de muchos cambios, desafíos y más compromiso

2020, un año de muchos cambios, desafíos y más compromiso

En un 2020 marcado por la incertidumbre y las urgencias provocadas por la pandemia del Covid-19, en Grupo Quimiguay pueden decir que pese a todo el balance de este año es positivo. Garantizaron los servicios en tiempo y forma y ampliaron su cartera de clientes; avanzaron con las inversiones proyectadas, sumaron más recursos humanos, ampliaron su red logística e incorporaron nuevas tecnologías. “Aunque hubo momentos difíciles, siempre primó el compromiso de cada uno de los integrantes del Grupo Quimiguay de seguir adelante”, resaltó su gerente general, Pablo Vicino.

 La empresa comenzó el año con un objetivo claro: invertir para crecer, ampliar para mejorar y abrir sus puertas a la comunidad. Con la declaración de emergencia sanitaria y el inicio del aislamiento obligatorio, esas prioridades quedaron en suspenso y pasó a primer lugar la obligación de prestar el servicio de tratamiento de residuos peligrosos en tiempo y forma, ya que era una de las tareas declarada esencial por el Gobierno nacional.

“Al principio fue muy difícil, sobre todo por la incertidumbre, nadie tenía la experiencia de haber vivido una pandemia y no sabíamos por cuánto tiempo iba a ser”, recuerda Daniel Cotón, coordinador comercial de Quimiguay Córdoba. “El cambio principal fue adaptarse al teletrabajo de un día para el otro. De repente nuestras agendas eran reuniones por zoom y whatsapp a cada momento”, agrega.

Otro de los problemas que nos encontramos fueron las restricciones en el ingreso de cada provincia. Como trabajadores esenciales debíamos seguir brindando servicios a las industrias alimenticias y farmacéuticas entre otras, y las restricciones de tránsito dificultaron más el trabajo ya que eran demoras prolongadas en cada provincia y/o municipio. Los choferes fueron claves para que todo continuara, porque a pesar de todas las complicaciones siempre tuvieron la voluntad y la fuerza de continuar trabajando”, destaca Cotón.

Tras una primera etapa de homeoffice y un servicio de emergencia del personal operativo, se inició una segunda etapa que contempló el regreso del equipo a las plantas, la redistribución de los espacios físicos para cumplir con la distancia social y  el cumplimientde estrictos protocolos de higiene. “En definitiva, se implementaron protocolos del Grupo Quimiguay y las recomendaciones de los organismos sanitarios, lo que resultó extraño socialmente al principio, pero fue tomado con mucha naturalidad por todo el equipo”, recuerda Mario Bjerring, gerente de la planta Comodoro Rivadavia.

En este contexto, y luego de los primeros meses de cuarentena, Grupo Quimiguay fue retomando su agenda de objetivos planificados para este año, entre los que se puede destacar el relanzamiento de ALU, el programa que recupera aceite y lubricante usados por municipios y dependencias públicas. “Este año firmamos convenio con 14 municipios de Entre Ríos, 2 organismos públicos de la provincia y 2 municipios de Córdoba”, remarca Vicino, el gerente general de la empresa. “Estamos orgullosos de los resultados hasta el momento y apostamos a seguir ampliando su alcance”, agrega.

Además, lograron reactivar inversiones previstas para ampliación de las plantas, en la adquisición de nuevas unidades de la red logística y en las tecnologías necesarias para mejorar los procesos. “En Comodoro, pudimos mantener el nivel de servicio a los clientes, con la calidad que se merecen. También cumplimos con las auditorías, logramos incorporar nuevos clientes y continuar con las inversiones que nos habíamos propuesto”, resalta Bjerring.

Tenemos que pensar que este año cerraron unas 40.000 empresas relacionadas con la industria, servicio, turismo y otras tantas  están con una situación económica muy delicada.  En Quimiguay Córdoba pudimos mantener todas nuestras áreas en producción y no hemos tenido suspensiones. Eso habla de la solidez de la empresa”, remarca Cotón. “Lógicamente no hemos llegado a nuestros objetivos 2020, algunas inversiones se postergaron y otras se reactivaron con otros tiempos, pero realizamos un balance positivo haciendo énfasis en la capacidad de adaptación que tuvimos”, señala.

Pese al contexto de incertidumbre, logramos concretar los proyectos de inversión para cada una de las plantas, mejorar procesos actuales, incorporar de nuevas tecnologías, ampliar la red logística y vamos a seguir trabajando en esa línea”, asegura Vicino. “Para 2021 nuestra meta es seguir trabajando en el plan Puertas abiertas, que busca abrir las plantas a la comunidad para que nos conozcan y para concientizar acerca de la importancia del tratamiento correcto de los residuos. Este año, con la pandemia, no pudimos continuarlo pero la idea es retomarlo con fuerza el próximo año”.

“Fue un año en el que tuvimos que aprender a adaptarnos rápidamente, a poner mayor compromiso de cada uno y a pensar entre todos cómo seguir adelante en un contexto complejo e incierto. Desde Grupo Quimiguay logramos superar todos los desafíos y pruebas que nos encontramos en el camino este año, lo que nos prepara para arrancar el 2021 con más fuerza y nuevos objetivos”, destaca Vicino.